Viajando a través de la vida: La última negociación

Viajando a través de la vida: La última negociación

“La literatura de da una forma intensificada de vida, hace que la vida sea tu tema. Cura tu desesperanza” Richard Ford.

Cuando decidí publicar La última negociación no imaginaba que tendría esta acogida, ni que la primera edición estaría a punto de agotarse. En realidad, se trataba de asomarme un poco y ver cómo funcionaba, de cumplir un sueño. Y así fue que el viernes 17 de noviembre de 2017, día en que presenté la novela en el Club de Prensa de la Nueva España de Oviedo, me di cuenta de las muchas personas que me apoyan y a las que consigo transmitir algo.

Acompañada de amigos, familiares y de dos grandes como Julio Carbajo (profesor de la Universidad de Oviedo y amigo) que hizo la presentación, y Javier Vallina (Bueno), músico y amigo, que me acompañó en la lectura de varios párrafos con sus dos temas: “Perros, santos y refranes” y “De cartón”, creo que disfruté del momento más feliz de mi vida.

 

Si ese “algo”  también lo consigo transmitir con La última negociación, si con ella consigo aportaros algo, removeros por dentro, haceros reir, emocionaros o sencillamente entreteneros, entonces será una buena novela.

Cubierta-la-ultima-negociacion

Muchos me preguntáis de qué va La última negociación o de “qué estilo es”. Complicado resumirlo o encajarla en una categoría concreta. A mi gusta de decir, que trata sobre la vida de las personas. Al igual que mis escritores de referencia como Richard Ford, Hemingway, Scott Fidgerald o Truman Capote, quería hablar sobre ese tema que me fascina.

Juan Guerra, afamado abogado laboralista de Oviedo, hombre solitario de mediana edad, afronta la pérdida de los pocos referentes que le quedan con amargo cinismo. Incapaz de olvidar a Lucía, la mujer de Antonio, su mejor amigo, y de perdonarse, mira a su futuro con profundo pesimismo. Pero el inesperado regreso de Lucía hace que su vida dé un giro sorprendente, al verse involucrado en una investigación improvisada que le llevará hasta Madrid. En su viaje no estará solo, le acompañarán diferentes personajes que enriquecerán su monótona vida de abogado.

Y es que, en la vida corriente de las personas suceden cosas de forma repentina e inesperada. Y a veces, es necesario que los acontecimientos se precipiten para que podamos tomar conciencia de nosotros mismos.

Yo creo que el protagonista y todos los personajes que lo acompañan son una especie de “antihéroes” con los que cualquiera de nosotros podemos simpatizar. Porque casi todos nos hemos hecho las mismas preguntas que ellos o hemos tenido esos conflictos interiores a los que se enfrentan: el debate entre la moral, la ética y la felicidad. Buscar un sentido a nuestras vidas ajeno a los dictados de la sociedad. Y sobre todo: encontrarnos a nosotros mismos.

Pese a tener su vida profesional resuelta, todos tienen un pasado complejo y una gran carga emocional. Han cometido errores, pero luchan por encontrar su lugar en el mundo y ser felices. Buscan una felicidad no estereotipada, mucho mas complicada y difícil de alcanzar, mucho mas auténtica, o idealizada si se prefiere. Todo ello mezclado con algo misterio y, por qué no, de amor como elemento sanador de cualquier contratiempo en nuestras vidas. Con mi ciudad: Oviedo, como escenario principal y también Madrid, aunque de una forma menos protagonista.

Cubierta-la-ultima-negociacion

Cuando empecé a escribir esta novela ni siquiera sabía que acabaría siéndolo. Todo comenzó como un pequeño relato inspirado en una negociación sindical.

Lo escribí en el año 2007 y lo guardé, al igual que otros muchos, en mi ordenador. Hasta que en el 2011 conocí a una persona que se interesó por lo que había escrito, y al buscar entre los relatos que le iba a enviar, descubrí éste y decidí continuar. Eso me hizo darme cuenta del papel fundamental que puede llegar a jugar en tu vida las personas que se cruzan por casualidad: ¿quizá la vida las coloca ahí para enseñarte algo? El caso es que después de muchas noches, cafés y cigarrillos, y alguien que me escuchaba, en el verano de 2013 terminé lo que podía ser una novela. No sabía qué hacer con ella… Y a partir de ahí empezó un largo y complejo proceso: el de la edición y corrección. Es un trabajo difícil, sobre todo para alguien que no se dedica a este mundo y tiene otra profesión. Yo me movía como pez en el agua en el mundo de la Administración Pública, donde trabajo como jurista desde hace muchos años, pero esto era otra cosa.

Para mi escribir es una pasión, lo llevo haciendo desde siempre, forma parte de mí y es casi una necesidad que surge como forma de expresión. Pero no sabía que todo el proceso de publicación sería tan laborioso. Aunque la novela está editada por Trabe (una editorial asturiana), opté por mantener todos los derechos de edición y distribución sobre mi obra, lo que supone un reto (de esos que tanto me gustan). Me involucré mucho en la creación de la portada y en la realización de la fotografía de mi biografía porque quería que la novela fuese un todo coherente, que nada mas verla te evocase su contenido.

IMG_0023

La portada fue  obra de Jose Manuel Maseda, un pintor asturiano seguramente desconocido para muchos, y la foto de mi biografía es de otro asturiano: Darío Martínez. Me hacía mucha ilusión que el arte asturiano estuviese presente y lo conseguí. A todo ello se suma la música que me acompañó en la presentación de Javi Vallina (Bueno) y que ya casi se puede decir, que se une al elenco de la banda sonora de la novela, donde por supuesto, también hay mucha música y cine.

Ha sido una aventura y tengo que confesar que me lo pasé muy bien, creando los diálogos entre los personajes y metiéndolos en todo tipo de lios.

Muchas puertas se cierran sin tan siquiera conocer lo que has hecho, sin escuchar lo que tienes que decir. Pero por fin llegó este momento, y aunque siento nostalgia al mirar atrás porque ha sido la época mas vibrante de mi vida, ahora miro emocionada al futuro, porque lo que me está pasando, es igual de importante: puedo conectar a través de la historia de la Ultima negociación con muchas personas. Y ese, es el mayor regalo. Y aquí seguiré en este pequeño espacio llamado Hemingway tenía razón, creando y compartiendo todo lo que me inspira lo que veo y observo, ya sea en forma de cuento, relato o de una de “mis cosas”, y por supuesto, trabajando en mi próxima novela. Esto no es una puerta que se cierra, es una gran puerta que se abre y me conduce a lo que estoy segura, será una nueva etapa.

Ahora mismo La última negociación  está disponible en varias librerías de Oviedo: Cervantes, Santa Teresa y Maribel, y en Gijón: en La Buena Letra, donde estaré este viernes día 1 de diciembre a las 20:00  haciendo otra presentación. Y dentro de unas semanas, antes de Navidad, podréis disponer de ella en Amazon.

IMG_2647

Seguiré haciendo presentaciones en otros lugares importantes para mí, intentando que ese todo: literatura y música, sigan juntas, pero eso viajeros, ya será en el 2018. Ahora, solo os doy las gracias y os invito a que os hagáis con La última negociación. Si además os interesa conocer todo lo que la rodea, os animo a que os deis un paseo por la web de Bueno

PATRICIA8

Muchisimas gracias de todo corazón! ¡Os veo en La Buena Letra de Gijón este viernes 1 de diciembre a las 20:00! O paseando por las calles de Oviedo…

Patricia Bernardo.

 

 

Por qué estoy aquí

Ernest Hemingway le dijo al polifacético George Plimton:

“Si un escritor deja de observar está terminado. Pero no debe observar conscientemente ni pensar de qué modo algo le será útil. Tal vez al principio eso sea cierto. Pero más tarde todo lo que ve se integra a la gran reserva de cosas que sabe o que ha visto.” 

Este fragmento de la famosa entrevista publicada en la revista The Paris Review en 1958, resume en pocas frases por qué estoy aquí. Hace tiempo alguien me preguntó: “¿De dónde sacas la inspiración para escribir todas tus historias?” Y yo contesté: “Me gusta observar lo que me rodea”

Poco a poco fui almacenando pequeños relatos y cuentos, que procedían de la reserva mental de emociones que habían provocado en mi todas las cosas vividas, aun sin ser consciente del poso que habían dejado en mi interior.

Desde mi punto de vista, existen muchas formas de ver a las personas, todo depende de quién las mire y cómo lo haga. Yo dibujo con palabras un perfil, una conversación que nunca tendrá lugar y una historia que quizás podría suceder o nunca llegará a suceder.  Siempre basándome en lo que me inspira observarlas y escucharlas. Construyo un pequeño bunker de emociones y viajo con las palabras, a veces muy cerca de donde estás, otras veces muy lejos…

Soy Patricia Bernardo, alguien a quien le gusta escribir desde que era una niña.  Mi profesión poco tiene que ver con este mundo, salvo que en ella también utilizo las palabras para otros fines menos literarios, pero en los que la creatividad siempre está presente.

Soy Licenciada en Derecho y trabajo como funcionaria del Cuerpo Superior de Administradores en el Principado de Asturias desde el año 2004, realizando una labor jurídica que he desarrollado en diferentes campos, especialmente en el de recursos humanos. Aunque parezca gris y aburrida la vida de una funcionaria, a quienes nos gusta imaginar y crear, vemos una historia que contar en cualquier parte, incluso en este ámbito.

Fruto de mi pasión por la escritura, decidí crear este espacio en el que compartir  todas mis pequeñas creaciones y  gustos sobre cine,  series,  música y por supuesto  literatura. Recientemente acabo de publicar mi primera novela “La última negociación”, haciendo realidad con ello un sueño que nunca pensé que llegaría a alcanzar.

Desde este pequeño rincón llamado “Hemingway tenía razón” te invito a que hagas este viaje conmigo y conozcas mas sobre mi…

Patricia Bernardo.